#lafamiliafettuccini

472 posts tagged with #lafamiliafettuccini

Photos and Videos about #lafamiliafettuccini

Nadie te lo debe decir. A mi nadie me dijo que algunos días iban a ser totalmente agotadores, que iba a sentir mi cuerpo vivo otra vez. Nadie me dijo que nos íbamos a detener hacer pausa cada 30 minutos y así podíamos admirar el gato que cruza, la estrella fugaz y el carro verde limón. Nadie me dijo que ellas cambiarían su rutina fácilmente y estarían felices de dormirse a media noche mientras mamá bosteza y se toma una infusión. Nadie me dijo que llegar a dormir a una casa ajena sería para ellas llegar a un nuevo parque de juegos, un laberinto, una caja de sorpresas. Mientras mamá prueba el colchón. Nadie me dijo que es el momento indicado para darte cuenta cuán importante son los abuelos, los familiares y los amigos cercanos. Los olores, las palabras nuevas, la comida todo les trae recuerdos de algo con alguien especial. Nadie me dijo que íbamos a tener que inventar en el camino formas de hacer frente a pequeñas circunstancias, y que ellas nos enseñarían como. Nadie me dijo que este viaje de viajar con niños iba a ser tan extraordinario, tan seductor. Un viaje con ellas. El viaje de nuestra vida. #lafamiliafettuccini #conniñosyequipaje

(@lafamiliafettuccini)

1 Day 10 Hours Ago

Entre ayer y hoy se bambolea un bote a un kilómetro de la orilla. Llevo horas poniéndole atención desde la ventana de la cocina. Creo que podría ir, tomarlo y navegar. Y lo único que necesitaría sería solo decirles buenas palabras a esta altamar. Pero este fin de semana será el regreso a casa para mi y Aurora, Pier y Lucía continuarán camino a Calabria. Se han separado de la familia durante un viaje?? A nosotros a decir nos sucede muy seguido. Mientras tanto no cambiamos estos días de playa toda la mañana, pausa de almuerzo, playa toda la tarde, pausa gelato y comida. Como la mayoría de días en este mes en Sicilia. Mi objetivo es un capítulo del libro. El de ellas es siempre construir un castillo, ahora que la playa tiene piedras, una pirámide. Otro día de aventura ha pasado, de mochila ligera y melenas enredadas. #lafamiliafettuccini

(@lafamiliafettuccini)

2 Days 10 Hours Ago

Despertar a las 6:30 am para llegar a destino a las 10:00 am. No salimos en una hora de casa, ni llegamos en una hora a destino. Hemos encontrado una razón más por la que amamos viajar en tren y no en carro. El navegador y nosotros no nos entendemos. No sabemos mirar ni escuchar una pantalla. Se necesitaba una hora, una hora. Y nosotros ya llevábamos 40 minutos de camino y el navegador seguía marcando una hora!!! Divisamos Erice todo el camino, tanto que ya no quería ver otra montaña por miedo a saber que fuese otra vez Erice. Y así darnos cuenta que seguíamos en el mismo punto. Exactamente así nos dimos una vuelta más por otra parte de estas tierras por las que no teníamos en mente pasar, más cultivos de uva, filas de olivos, una parada en una zona perdida y una pareja de ancianos que a duras penas lográbamos entender, porque italiano no hablaban, solo dialecto, y así terminaron vendiéndonos dos litros de aceite de oliva, su trabajo de un mes. La mejor experiencia Sicilia. #lafamiliafettuccini

Tanta belleza en este lugar. Y cada vez que encontramos un nuevo lugar entre el azul turquesa y aldeas medievales, caminamos por ahí. Y cada vez que miro la belleza del trabajo de estas murallas, perdidas de estar cobijadas por la historia. Cada vez que a mi estomago entra un pasta con x ingrediente, saboreando el ultimo pedazo de tomates cigliegini. Dentro de mi crece el honor de llamar esta también casa. Un privilegio que me dan ellas. Carbonara de pescado y papas al rosmarino. Mousse de limón y postre de ricotta. Lo mejor de bajar al centro de Trapani y aún mejor fue visitar las antiguas salinas entre Trapani y Marsala. Donde la sal parece nieve! #lafamiliafettuccini

(@lafamiliafettuccini)

3 Days 1 Hour Ago

Hace dos semanas dejamos casa y hoy desde un pueblo de apariencia medieval pero de orígenes mucho más antiguos. La colina de Erice parecía más un acantilado, ronda de escalofríos saber que íbamos a subir hasta ahí. En la punta norte se impone un castillo, justo al borde del abismo. Las calles son estrechas, empedradas, llenas de arcos, murallas y torres. Alejándonos de la llegada del teleférico donde se celebraba el final de una carrera de autos antiguos, modernos y deportivos, se iniciaba a sentir la verdadera atmósfera de este pequeño pueblo que años atrás fue la casa de un héroe griego, rey de la ciudad. En Erice uno no se pierde, así que aquí ellas decidieron por donde andar. #lafamiliafettuccini #erice

(@lafamiliafettuccini)

4 Days 8 Hours Ago

Acerca de criar niños en el exterior. La vida de expatriado no es como estar en la playa. Ser una mamá expatriada es un reto gigante, pero definitivamente vale la pena. Vivir en el extranjero es una elección tomada a conciencia, una experiencia maravillosa y una decisión muchas veces riesgosa. Sobre todo cuando en esa etapa te conviertes en padre. Crecer los hijos tan lejos y distantes de la familia es todo una desafío para una mamá. Por un lado no tienes apoyo y el tiempo para ti falta, por otro tienes la oportunidad de crecer día a día, tus propios hijos. Nuestras raíces son profundas y se entierran en la arena caliente, se sumergen atravesando océanos y llegan al infinito. Que las sienta bien allá al otro lado del mar, en Colombia. #lafamiliafettuccini #expatmama

(@lafamiliafettuccini)

5 Days 16 Hours Ago

Nosotros o decimos “uaooo” o decimos “ufff” y cualquiera de las dos nos hace bien. Decimos “uaooo” cada mañana cuando pisamos la arena y tenemos al frente el mar. Cuando el hambre nos levanta y en el café de abajo tienen los preferidos, apenas se le da el primer mordisco se dice “uaooo” sea el croissant a la crema de pistacho, a la crema de almendras o simplemente a la crema. Cuando llegamos a un lugar que ya hemos visto sobre una guía o sobre una postal, pero que cuando se está ahí, se suspira y se dice “uaooo”. O cuando el tren parte y empezamos a divisar, mar, campos, colinas y pueblos, todo en el primer minuto de camino. Ahora la siguiente expresión preferida, decimos mucho “ufff” y no como sinónimo de increíble si no como sinónimo de cansancio. Decimos “ufff” cuando hay que volver a organizar casa y hacer que todo el desorden quepa en dos maletas. Cuando Aurora y Lucía olvidan de ser hermanas o simplemente compañeras y la una empieza a querer joder a la otra. “Ufff”. Cuando ya se está harto del menú, y se extraña la comida de casa o al menor a len a ingredientes. Decimos “ufff” cuando desde lejos contemplamos la siguiente colina que nos toca trepar, y recordamos que tenemos que cargar con las mochilas, la cámara, el agua, la merienda, los juguetes, más la bebé y dar apoyo a una niña. También decimos “ufff” cuando llegamos tarde a casa y nos sentamos todo en el sofá agotados antes de ir a dormir. Pero sin los “ufff” y sin los “uaooo” no habríamos visto nada, aventurado nada y mucho menos nos quedaría la satisfacción de nada. Así que ya estamos listos para los siguientes suspiros de hoy, en ruta a Marsala. #lafamiliafettuccini #unamamanormal

(@lafamiliafettuccini)

6 Days 13 Hours Ago

Los árboles de almendros se juntaban poco a poco, la rocas eran cada vez más imponentes y el cielo iniciaba a tornarse anaranjado. Detrás de cada colina se notaba el resplandor de alguna edificación, pero solo se fue consciente cuando estuvimos al lado de la primera columna, parados mirando hacia arriba. El cansancio era tal que dábamos pasos al ritmo de Aurora y jugábamos a tirar piedras con la fuerza de Lucía. Por caminos empedrados se llega a el conjunto de templos griegos mejor conservado del mundo. Es alucinante ver su inmensidad en tierras áridas y fértiles. #lafamiliafettuccini #valledelostemplos

(@lafamiliafettuccini)

7 Days 10 Hours Ago

Así se paso el día, el atardecer desde la costa mediterránea de Sicilia. Entre uvas arenosas y brioche al chocolate. Con barcas y veleros. Comiendo pasta y pizza, pez espada y calamar. Cada día enamorándome más de ellas y confirmando que este amor se multiplica y nunca se divide. Mamá de dos y apenas comenzando el camino. #lafamiliafettuccini #mamadedos

(@lafamiliafettuccini)

8 Days 10 Hours Ago

Me encantaría poder escribir algo más serio y profundo sobre esta experiencia en Sicilia. Pero ahora mientras caminamos regreso a casa por el paseo marítimo bajo el sol de medio día tengo en mente que: ^ Después de salir de la playa y escuchar al menos unas treinta veces, esa bebé es suya? No la deje sola. Esa niña de allá es su hija? Tenga cuidado que hay corriente. No le de esa galleta que ya se cayo a la arena, señora la niña se puede caer y tiene moco límpiela. Me veo muy joven, muy inexperta o soy muy relajada??. He hecho parada en al menos cuatro supermercados para ver si encontraba un mango o un par de fresas y descansar de los higos y la uva, Lucía al darse cuenta que no encontraría ni lo uno ni lo otro, ha iniciado a pedir Kartoffelsalat y arepa! Entre Lucía y Aurora empujan el coche por tanto las otras dos bolsas que cuelgan en el pronto se romperán. Debajo de mi brazo izquierdo llevo aquella piña inflada que igual ya es nuestra compañera de viaje, en ella ha sido colchón, silla, pared y sombrilla. Una mochila cuelga en mi espalda con juegos para la arena, pasabocas, agua y un equipo de snorkeling que sinceramente no se porque trajimos aquí. Menos mal hoy no se caminan 10 kilómetros, por estos días esta bien tener la playa a dos minutos de casa, la pizzería en diagonal, el restaurante abajo y la heladería al lado. #lafamiliafettuccini #siciliaconniños

(@lafamiliafettuccini)

9 Days 12 Hours Ago

Me doy cuento sólo ahora que tengo una hija lisa y una con crespos, que las dos tiene los ojos del padre y que tienen las manos de mi madre. Y cada día me pregunto que verán a través de sus ojos y que escribirán con el poder de esas manos. Han corrido entre campos de piña, recogido fresas y cosechado espinaca. Han comido cosas que no conocían antes, desde aprender a comer con palillos, usar el tenedor hasta untarse la salsa pesto con las manos. Han dormido en muchísimas camas, colchones o en brazos, horizontal o vertical, pero se han dormido juntas y han despertado abrazadas. Han id al desierto, de han perdido en el bosque y se han cubierto de arena. Saben que en el aeropuerto non se hacen berrinches, que hay que ayudar con las maletas y distraerse con el libro de stickers. Las estoy viendo convertirse en grandes, en niñas independientes, veo como les queda la ropa ajustada y les crece el pelo. Después de este mes nos espera mucho tiempo de pausa. Así que por ahora seguimos dando pasos para delante. #lafamiliafettuccini #italiaconibimbi

(@lafamiliafettuccini)

10 Days 2 Hours Ago

A veces basta girar el objetivo y esperar que esté enfocado lo que es verdaderamente importante. El destino por estos días lo quiso así. Y nos puso andar por pueblos remotos. Y nos encontramos tomando tres trenes y dos buses, nueve horas en total divisando por sus ventanas cultivos inmensos de uva y almendros nunca antes vistos. Charlamos con un mecánico que termino cuidando las maletas mientras íbamos a un café a reposar y llegaba el siguiente tren. Nos encontramos a dos francesas dando la vuelta de Sicilia en bicicleta y les ayudamos con un par de fotos de su experiencia. Recogimos basura en un parque semi abandonado con otros niños de Canicattì. Tomamos un bus con gente de la cuidad, y al bajar teníamos más de 36 consejos por seguir y destinos por visitar. Enfocado estuvo lo que tenía que estar, lo que fue verdaderamente importante. No tenga miedo de partir con niños, es como comerse una empanada sin ají! #lafamiliafettuccini #sicilywithkids

(@lafamiliafettuccini)

11 Days 6 Hours Ago

En plan pausa y foto, pausa y granizado, pausa y castillo de arena, pausa y leche de almendras, pausa y berrinche, pausa y helado, pausa y playa. Un buen plan para los siguientes 15 días. El mejor plan cuando se encuentra gente amable y un montón de abuelos que adoptaron a mi par mientras mamá se tomaba otros 30 minutos de pausa pero sin foto, sin granizado, sin castillo, sin leche, sin berrinche y sin helado. Desde Avola, mañana se pisa Agrigento. #lafamiliafettuccini #enplanpausa

(@lafamiliafettuccini)

12 Days 10 Hours Ago

Desde Sicilia presentamos la ciudad griega de Italia. Explorando, teniendo aventuras y alcanzando metas propuestas. No hay momento perfecto hay solo que disfrutar lo que hay. Una mañana de croissant a la crema de pistacho. Un café al bar de la estación, un granizado de almendras. Una caminata por el mercado de verduras y pez, embutidos y quesos. Una compra callejera de dos kilos de la mejor uva con un euro. Una pasta a la Norma y una bandeja de cozze recién pescadas con una copa de vino. Un paseo por las callejuelas que hacen sacar pincel y acuarelas. Gente, bienvenida a Siracusa, tres mil años de historia. #lafamiliafettuccini #siciliaconniños

(@lafamiliafettuccini)

14 Days 4 Hours Ago

Hemos alcanzado el Etna. Y que sensación, por uno minutos nos sentimos de estar caminando por la Luna, bueno o por Marte, dependía del terreno y de la imaginación. Trasnochados como no lo sentía desde hace unos cinco años, cansados como el día después de un parto, sin suficiente comida como cuando se sale de excursión por tres días y con una bebé resfriada como en invierno. Ahora lo bueno. Saltamos por rocas volcánicas, levantamos pedazos de lava gigantes visto que pesan muy poco, bajamos hasta un cráter el cual su última erupción fue no hace más de 10 años, las vistas fueron increíbles, el paisaje parecía pintado con crayolas y los senderos magníficos. No nos olvidaremos de la helada leche de almendras, nos dio un profundo respiro. El Volcán del Etna es totalmente apto para todas las edades y todas las condiciones físicas, porque?, porque hay cráteres por todo el terreno y están para todos los niveles, no es necesario caminar las cuatro horas para llegar a la parte más alta ni es necesario pagar la funivia para llegar a la mitad. De donde sea se aprecia la belleza. #lafamiliafettuccini #etnaconniños

(@lafamiliafettuccini)

16 Days 9 Hours Ago

Se nos están acabando los días de sol aquí. Pero pronto allá, nos queda todavía para largo. Preparando la siguiente salida y esta vez los “por si acaso” en el equipaje no valen. Ahora se viaja con dos personajes que se ensucian lo que no te imaginas, que pretenden llevar un arsenal de juguetes y que además no cargan nada. Menos mal teteros no llevamos, chupos tampoco y pañales encontramos en el camino. Los pelos están de punta, visitaremos el volcán activo más alto de Europa, Sicilia es la isla más grande del Mediterráneo y por tanto lo que ofrece es encantador, vamos a divisar desde este continente el continente africano, escalar acantilados, a dormir en la playa, a jugar en aguas cristalinas y por supuesto a comer granita! Por que a veces basta poco. Basta solo estar a su lado. #lafamiliafettuccini

(@lafamiliafettuccini)

18 Days 3 Hours Ago

Dejaremos pronto casa. Coger una mochila con un bebé y una pequeña de cinco años para lanzarte a recorrer el sur de Italia en transporte público durante varias semanas, te hace empezar a ver la vida de otra manera. Los cierto es que nos vamos en el mejor momento porque en el norte ya se siente el frío del otoño y nosotros empacamos para dirigirnos al sur! Esta vez si al mediterráneo. Después de una inmersión de tres meses en Colombia con el español, regreso a casa y cuatro meses con aleman, es hora de darle la oportunidad al italiano, un mes en Italia, en Sicilia y Calabria, así nos aseguramos que solo escuchen italiano, antes de acampar por seis meses en el invierno berlinés. Estamos listas para partir, y armando maleta, se me estaba poniendo la piel de gallina de ver como la ropa le queda pequeña a Aurora y los zapatos ya le aprietan a Lucía. El tiempo pasa. #lafamiliafettuccini #equipajeconniños

(@lafamiliafettuccini)

21 Days 2 Hours Ago

De repente vengo agobiada de unas ganas de llorar, recuerdo en el apartamento viejo de mis padres cuando cantaba acostada en el piso de niña “wannabe“ de las spice girls. Y sentía como mi corazón latía y además me escuchaba una voz igualita a la de ellas. Después imagino comiendo una manzana extra roja acaramelada de esas que venden en los parques extravagantes. Ahora recuerdo que hace cuatro meses estaba sobre alguna montaña, sobre el terreno campestre de mis padres viendo las nubes sobre el cielo, sintiendo la brisa que me tira el pelo y el color naranja de la luz que ilumina los ojos de mis hijas. Es que estoy a punto de comerme el más crujiente y salado mango biche, acompañado de una Poker, cuando... pues nada, llega mi pequeña criatura cambia la música, me tira el pelo y empieza a decir caca. Es este nuestro mood de la semana, preparándonos para la llegada del otoño, visitando uno que otro terrible centro comercial, terminando de alistar la indumentaria para el frío. #lafamiliafettuccini #miinfanciafeliz

(@lafamiliafettuccini)

23 Days 2 Hours Ago

Dulces sueños. Desde a casa y ya preparadas para el siguiente semestre. Encontramos curso de natación, organizamos el plan de guardería y también tenemos por primera vez curso de idiomas, italiano! Un curso destinado a niños de preescolar italianos o de padres italianos, a 15 minutos en bicicleta de la casa y patrocinado por la embajada italiana. No puedo ser mejor! Aunque seguimos entre maletas, ropa y caos. Claro lo de el curso es para Lucía, con Aurora solo decimos dulces sueños! #lafamiliafettuccini

(@lafamiliafettuccini)

25 Days 3 Hours Ago

Weekend vibes desde Bayern. Saltamos para dejar de pensar que mañana inicia la semana y que tomaremos el último tren de la semana. Después de lograr pararnos del sofá, pedalear y tomar tren llegamos a Núremberg. Cada nueva ciudad que visitamos de Alemania nos encanta, divierten y nos enseñan, lástima que en la gastronomía típica no encontremos mucho vegetariano, aquí salchichas no comemos, Saure Zipfel y Schäufele tampoco (platos típicos de la región). Y cerveza de Franconia por este fin de semana no podemos. Nos fue mal no?? Menos mal los puentes, su iglesias, la fortaleza y sus callejones recompensaron todo. Y el comportamiento de ellas no puede ser mejor. Razón principal por la que decidimos pararnos del sofá y salir a caminar. #lafamiliafettuccini

(@lafamiliafettuccini)

26 Days 10 Hours Ago

Afuera llueve, escucho el sonido de las gotas contra el techo de los carros. Siento el danzar de las hojas y el olor a madera recién cortada. Lejos de la ciudad esto es aún mas intenso. Aurora duerme en el coche y Lucía juega a fuera bajo la lluvia. Y nosotros tomamos mate. Muchos de ustedes no me conocieron sin mi vida de madre y sin mi vida en el exterior. Igual que mis amigos del presente. Y cada vez que hay noche para compartir se convierten en noches largas de historias interminables, de anécdotas, de cultura. Hoy entre nosotros hoy argentinos, una francesa, un italiano, un portugués, alemanes y por supuesto nosotras el trío de colombianas. Y es tanto lo que fluye, es tanto lo que se puede conectar con tantas vidas, experiencias y situaciones de vida tan diferentes. Y por tanto parece que nosotros nos quedamos en casa todavía no hemos decidido partir a conocer la cuidad. Al menos Fürth tendrá que esperar, de pronto mañana pasamos por Nuremberg. #lafamiliafettuccini

(@lafamiliafettuccini)

29 Days 12 Hours Ago

Solo faltan unas pocas horas. Nos prepararemos para ir directamente a el andén desde la que saludamos tantas veces que no queremos volver a hacerlo nunca más. No tenemos nada que nos devuelva si no una atracción magnética, es un iman. Y lo queremos conservar por siempre. Viajar en tren. Uno de sus encantos es su suave traqueteo, ese balanceo que te hace saber que vas subido en un lince de hierro y acero que te lleva a esa tan esperada aventura. Es un balanceo que te hace sentir hasta en equilibrio interior. Alistamos maletas y nos espera de nuevo un ICE, nos vamos para el sur, no, no al mediterráneo, nos vamos al sur de Alemania. No sabemos si nos espera sol o lluvia, si podremos visitar Nuremberg y Fürth o si nos quedaremos sentadas contemplando el lago. Por ahora me quedaré sentada entre el caos de ropa, pañales y maleta. #lafamiliafettuccini #viajarentren

(@lafamiliafettuccini)

2018-08-20 06:06:58

Todo lo que viene a futuro es siempre mejor y por eso nosotras pasamos del caribe a las playas del mar báltico 🤣. Y aprovechando la ocasión un par de curiosidades: Es el mar interior del norte de Europa que se comunica con el mar del Norte y, finalmente, se abre al océano Atlántico. Un mar de agua salobre, es decir, con más sal que el agua dulce pero con mucha menos que la del océano, y la probamos para comprobarlo. Concluimos que era igual que la del lago cerca a casa. Durante siglos sus aguas han sido el centro de vida de muchas civilizaciones, por aquí a pasado de todo. Uno de los productos más preciados de las costas bálticas era y es actualmente el ámbar, aquí se encuentra el mayor depósito del mundo. Las difíciles condiciones climatológicas y la falta de sal en el agua hacen que se congele muy rápido, casi el 45% de la superficie del Báltico es hielo en los meses más helados y la parte más al norte permanece congelada de 4 a 5 meses al año. Por tanto es mejor venir un día muy caliente de verano, porque no cualquier día de verano permite entrar a una familia colombo-italiana al agua. #lafamiliafettuccini

(@lafamiliafettuccini)

2018-08-19 10:21:26

Bueno, hoy tampoco lo hemos logrado. No hemos podido quedarnos un domingo en casa! Si nos hemos detenido y hemos hecho todo con calma. Cosa que para mi no es fácil. Cada una ha hecho a su ritmo y hemos comido las sobras de la semana, nada hemos cocinado. Nos hemos tirado a la cama más de cinco veces en el día y de ahí otras cinco al sofá. Hemos pasado de pintar nuestro cuerpo a jugar fútbol. De jugar con almohadas a jugar con cojines y de dormir muñecas a dormir peluches. Pero eso fue hasta las 4 pm. Quedarse en casa no es lo mío. Y cuando no son ellas soy yo. La calle nos llama. Últimos días de verano, como no salir. Cuando lleguen los cero grados será otra cosa. #lafamiliafettuccini

(@lafamiliafettuccini)

2018-08-18 01:32:00

Berlín en agosto. Desde hace mucho tiempo que los viernes para mi son sinónimo de casa y cama, y por tanto los sábados por la mañana son de madrugada y actividades. No justamente es salir hacer ejercicio o ir a trabajar. Pero es algo parecido. Una mañana de un sábado de agosto, despiertas a las 6:30, listas para salir de casa a las 8, en el parque de juegos a las 9!!! Menos mal al lado de este parque hay un mercado muy agradable que solemos visitar desde hace cinco años que vivimos aquí. Era un exactamente un sábado hace dos años que tomábamos una foto en este mismo punto, solo que era solo una y hoy son dos. Aquí se encuentra desde pan artesanal apenas horneado, a ramilletes de flores, german goodies, y copa de vino desde las 10 am. Y más niños que adultos correteando por ahí. #lafamiliafettuccini #antesdesermamá

(@lafamiliafettuccini)

2018-08-17 13:09:32

No sabes lo amable que eres y lo mucho que me haces brillar. Cuéntame tus secretos y resolvamos las dudas. Manifiesta que te hace tan mágica y como logras iluminar, dar tranquilidad. Como conquistas tanto con dedicación y como te ves tan grande en mis zapatos. Imagina cuando te mecía en mis brazos y bailábamos salsa. Tu lo haces diferente pero lo haces genial. Dime por favor que mañana lo harás igual y que cada día lo harás mejor. Gracias por dormir a tu hermana otra vez. Puedes dormir por siempre en mi cama y ella en la cuna. Total estamos pegadas la una a la otra. No sabes lo mucho que te quiero! #lafamiliafettuccini #hermanamayor

(@lafamiliafettuccini)

2018-08-16 03:43:36

Mucha personalidad surgiendo aquí, simplemente no sé cómo manejarlo. Básicamente es imposible cambiar su pañal en estos días. Es imposible poner una pinza en su pelo, muchas menos un gorro en su cabeza. Se arrastra, salta, se gira, encoge piernas y patalea. Y después de la tormenta ella se ríe, hace burbujas y grita mamá con su voz de bebé y yo como loca, le repito que es de lo mejor. Siempre te atraparé antes de caer. Siempre limpiaré tu desastre. Siempre te peinaré hasta poner una pinza. Siempre soportaré tus pataletas. Siempre te amaré infinitamente. Y por siempre seré tu madre. #lafamiliafettuccini #maternidadreal

(@lafamiliafettuccini)

2018-08-14 02:15:47

Mamá nunca más me enojaré contigo. No voy a estar molesta contigo. -Si lo harás pequeña. Mira me tienes de mamá y yo te tengo de hija. Es una relación de por vida. Y somos dos personas diferentes, lo que por cierto es algo muy bueno, y por tanto vamos a tener desacuerdos. Y a veces vamos a ponernos muy bravas la una con la otra. No lo haremos. Mamá! -Así no funcionan las familias. Yo quiero que tú seas tú y yo quiero ser yo. Pero eso significa que habrá malentendidos, algunas veces podremos discutir fuerte. Pero lo importante es que nos acordemos de haber bailado sobre la arena y al lado del atardecer, que nos ayudamos para llegar nadando a la siguiente isla y que nos reímos cada vez que estamos en la cama mirando el techo para dormir. Así encontramos una forma de lidiar con lo que nos molesta. Trato? #lafamiliafettuccini

(@lafamiliafettuccini)

2018-08-12 05:54:18

Hay mucho viento. De esos que despelucan, levantan la falda y me hacen hasta coger fuerte Aurora. Pero no se ha ido el sol. Por fortuna. Lucía se detiene por miedo a caer y pausa. Pausa y trípode, y click. Vemos como las nubes danzan por el cielo azul. El viento se lo lleva todo. Solo las nubes logran moverse armónicamente. Vemos como las hojas que avisan que el otoño está por llegar se levantan a la altura de ellas. Vemos como el viento, el sol y las risas de la pizzería de al lado están conectadas a el movimiento de los niños del parque de al frente. Típica esquina de nuestro barrio en Berlín. Un parque, una pizzería y un restaurante vietnamita. Estas tres cosas se encuentran cada 100 pasos. Y nosotras tres somos amantes de las tres. #lafamiliafettuccini #nuestrobarrio

(@lafamiliafettuccini)

2018-08-11 01:50:28

Y así me vino una sana melancolía. Organizando el segundo armario, es decir la bodega, desempolvé tacones, sandalias y en general zapatos que no volví a usar. No porque ahora soy mamá si no porque ahora vivo en Berlín y en la atmósfera que respiro nada de eso es útil. Me vino una sana melancolía porque quién no se vuele más práctico cuando esta lejos de casa. Puedo asegurar que lo mejor que ha traído todos estos años en el exterior ha sido el sinónimo practicidad. Me vino una sana melancolía de ver como van quedando cajas de ropa de Lucía para Aurora. Como se estiran de rápido y como me voy quedando sin bebé. Me vino una sana melancolía de escuchar hablar a mis vecinos como si me conocieran de toda la vida, y recordar que solo son un poco de años, donde están los de toda la vida? La sana melancolía de recordar el pasado que fue y por un momento no pensar en el futuro que será. #lafamiliafettuccini

(@lafamiliafettuccini)

2018-08-09 10:37:20

Yo no quiero otras tardes. Quiero las que ya tengo. Pedaleando con prisa y llegando agotada. Yo no quiero otras tardes. Quiero seguir cantando. Jugando con lego y soñando parada. Yo no quiero otras tardes. Quiero las mías en las que nunca llego a nada. Comprar helado y saber que a mi me toca la limpiada. Yo no quiero otras tardes. Quiero tenerlas cerca. Sentir mis brazos llenos y mis manos ocupadas. Yo no quiero otras tardes. Quiero estas, las de la caída, las del llanto, las quejas y la vomitada. #lafamiliafettuccini

(@lafamiliafettuccini)

2018-08-08 13:22:44

Si pudiera imaginar lo que me quieres hija. Si tan solo pudiera entrar en tu mente y ser la protagonista de tu corazón. Si pudiera saborear tu merienda y decidir compartirla con tu hermana. Si pudiera untarme el yogurt como mascarilla. Si pudiera ver la vida tan sencilla, correr descalza sin tener meta alguna. Y si pudiera reír por horas a carcajadas y hacer piruetas de emoción. Si pudiera sentarme dos horas a jugar lego con un tutù y una corona de flores. Si tan solo pudiera leerte hasta que cerraras ojos nos soñaríamos juntas y no nos separaríamos jamás. Si pudiera todas estas cosas de pronto no podría ser tu mamá. Te amo mi pequeña gigante. #lafamiliafettuccini

(@lafamiliafettuccini)

2018-08-08 00:11:00

Porque el calor en el norte de Europa me mata: 1. No hay aire en la mayoría de negocios, ni supermercados, mucho menos en las casas. 2. En promedio el sol sale a las 4 de la mañana y se va a las 10 de la noche. Las horas críticas no son de 11am a 3 pm. Las horas críticas son de 11 am a 7 pm. 3. Aquí no voy sentada en carro con música y aire acondicionado, aquí voy pedaleando y empujando a 35 kilos más. 4. Aquí la piña no tiene el mismo color, la sandía no sabe a lo mismo, el mango no se da, y un jugo de maracuya frappé no se conoce. 5. No hay choladooooo!! Mucho menos lulada. Aquí me sueño con un guanabanazo bien frío. 6. La pequeña nevera de mi casa no me da hielo en automático, y por obvias razones se me olvida meter al congelador la cubeta. Menos mal somos soñadoras y creemos en que la magia existe por eso hoy decidimos ser sirenas y pasar el día bajo el agua. 38 grados. Quién da más?? #lafamiliafettuccini #colombiaenelexterior