César Poetry | Poesía & Frases
(@cesarpoetry)

1,525 posts

297,121 followers

365 followings

Escribo porque la vida no caligrafía recto. 📚Mis libros: • La línea curva de tu sonrisa. • Infinita. (Info de dónde comprar mis libros en mi web)⬇️

Photos and Videos posted by cesarpoetry

Yo no entiendo de primer, segundo y tercer mundo. Pero lo que está claro es que este es el de las sonrisas.

Nunca me gustó la expresión: “Se te ha escapado el tren”. Siempre pienso que, en la vida, pasan cosas porque tenían que ocurrir. Y todas aquellas que, en un momento determinado, las consideramos “malas”, aparecen para darnos una nueva lección de vida. Quizá la vida es un viaje en sí en el que nunca pierdes oportunidades, sino que siempre se van sumando nuevas desde distintas perspectivas. Dicen que el tren solo pasa una vez, eso dicen. Lo que no te explican es que lo puedes coger en cualquier estación. Tu momento llegará, siempre. Estoy seguro. • De mi libro #lalineacurvadetusonrisa

A veces tengo esa extraña manía. Y lo peor de todo es que, en todas ellas, apareces tú.

Lo sé. Sé que en esta sociedad ya no se invita a salir. Que si le dices a una persona de ir al cine, estás loquísimo. Que tenemos miedo a expresar los sentimientos, a decir “Te quiero”, y a contarle a una chica que nos gusta. Pero... no sé. Imagínate que tú y yo mandamos a la mierda todo este mundo de “Likes”. Que decimos que aquí estamos para ser felices. Que no nos importa la superficialidad del mundo y que, mañana mismo, vamos a dar un paseo en patines por la playa. No sé. Yo te voy a proponer todos los planes que tengo pensados hacer con tu sonrisa. Imagínatelo. Sé que sonará raro por el mundo en el que vivimos, pero ¿y si hacemos como que nos enamoramos... y, al final, sale bien?

Ser nosotros mismos.

Hoy he estado en una cárcel. De hecho he estado en una de las tres cárceles de alto riesgo que hay en España, donde palabras textuales: “Están los presos más chungos”. Me encantan las emociones fuertes, creo que la vida esta para eso, ¿no? Para vivir cada día cosas nuevas, pero he de admitir que me daba mucho respeto esta experiencia. Sobre todo cuando lo que veis detrás de mí, es un salón que se ha llenado de más de 200 presos y presas. He recitado poesía en miles de sitios, pero ver emocionarse a estas personas no hay dinero que lo pague. Un hombre ha llorado al recitar un poema de desamor y me ha dicho al final: “Mi mujer me acaba de dejar”. Otro ha dicho que, después de 21 años encerrado allí dentro, no había sentido, con nadie, lo mismo que había sentido hoy. No puedo expresar lo que he sentido al caminar por esa cárcel, por esos pasillos... Pero lo que está claro es que la experiencia de hoy ha reforzado muchísimo un pensamiento que ya tenía: No todos lo tenemos fácil en este mundo loco, ni yo mismo lo he tenido, ni nadie. Y detrás de cada persona hay una vida y una historia. He aprendido, aún más, lo importante que es el perdón, las segundas oportunidades en la vida, y sobre todo, que jamás debemos de juzgar a una persona sin conocerla. Jamás. Hoy he estado en una cárcel. Y he salido con ganas de repetir. Gracias por tanto, vida. ✨

ABUELA Ey, abuela, ¿qué tal por ahí arriba?, ¿todo bien? . Sé que te escribo muy de vez en cuando pero aquí abajo, esta noche, mi vida arde. . El fuego se ha hecho llama y, junto a la envidia del mundo, me ha dado una hostia que te cagas. . Tengo veintitantos, abuela, y hace ya catorce años que te fuiste. Parece mentira, pero no hay un solo día en el que no me acuerde de ti. . Ahora escribo. No sé si alguna vez te habrías imaginado que ese chaval al que le traías el bollicao a la salida del colegio iba a sacar cuatro libros. Es acojonante. Yo aún no me lo creo. . Pero, ¿sabes?, lo cambiaría todo, todos los libros, toda la poesía, todas las ventas, todos los recitales, TODO, solo por estar aunque sea una tarde contigo. . A todo esto, te dediqué un libro: lo llamé Infinita, porque así eres tú, de acero inolvidable. . Pero a lo que iba: escribir es mi oxigeno, aunque hoy el mundo se ha vestido de mentiras y es una de las noches más tristes de mi vida. Y ojalá estuvieras aquí, para que todo ese mundo que hoy insulta, que habla sin saber, que opina sin contrastar, que critica sin mirar antes sus bolsillos, me importaran, todos, una mierda. . ¿Sabes? No te lo vas a creer, estoy escribiendo este poema al lado tuyo. El cementerio de este pequeño pueblo estaba cerrado, y he saltado el muro sin importarme nada. . Ahora mismo te reirías de mí, si me vieras: tengo todo el pantalón lleno de yeso y no tengo ni puta idea de cómo volver a saltar para afuera. . Pero, ¿sabes?, no sé si será una tontería, abuela, pero si hoy, si esta noche en la que mi mundo arde, todo se acaba, me siento, contigo, en el lugar más seguro en el que podría estar. . Solo quería venir a decirte esto antes de no matarme al intentar saltar este muro que me devuelva al mundo real: gracias por enseñarme a querer más allá de lo que ven de los ojos.

Hay personas que dan abrazos que salvan.

Que nadie se atreva a decirte lo contrario. Cuando nos vayamos de este mundo, solo quedarán las cervezas que nos bebimos. Todos los momentos que nos dejaron sin aliento. Las canciones que gritamos en la ducha. Las veces que nos bañamos desnudos en el mar. Los besos que nos atrevimos a dar, y también los que no. Que nadie os mienta. Cuando nos vayamos todos de aquí solo quedarán las sonrisas que nos han hecho perder la cabeza. Los buenos amigos, las conversaciones hasta las tantas de la madrugada. Que nadie se atreva a deciros lo contrario: haced, siempre, lo que os dé la gana.

Os juro que era perfecta.

Daría la vuelta al mundo en ochenta versos solo para hacerte el amor. . De mi libro #infinita

Este viaje me ha demostrado lo que quiero ser. Ayer, mi ponencia comenzaba con una pregunta “¿Crees en los sueños?” y os juro que lo tengo clarísimo. Hacía años que no salía tan sonriente en una foto; y ha tenido que ser aquí, en Colombia, a miles de kilómetros de mi hogar, en una ciudad rodeada de montañas. Doy las gracias a la vida por todo lo que estoy viviendo, a toda la gente de Ocaña por el trato que me han dado, sois admirables, a la Universidad UFPSO, medios de comunicación, etc. Qué gusto da ver a una ciudad que apuesta por la cultura. Siempre se suele decir esto, pero hoy mi corazón lo siente de verdad: ojalá sea un hasta pronto. Me voy con esta sonrisa a Bogotá, mañana a las 2:00 pm en Casa Tomada Café y libros vamos a darlo todo de nuevo. De verdad, si estás leyendo esto hasta el final, gracias. . 📸 @deimer_arenas