Hacer el Camino Lebaniego en temporada baja es algo decepcionante: sólo pudimos sellar la lebaniega en la primera etapa, no hay un albergue abierto en todo el camino ni ningún bar. Las Iglesias están cerradas y ni siquiera es posible confirmar que has llegado al destino, el Monasterio de Santo Toribio de Liébana, porque no hay nadie y eso que es Año Jubilar. Es cierto que terminar la peregrinación el 1 de enero por la tarde no es una decisión masiva y por lo visto Margarita, la señora encargada de certificar el recorrido, había estado por la mañana. Es una pena que semejante camino, espectacular, no esté bien publicitado ni anunciado... Aun así, merece y MUCHO la aventura (dura, sobre todo la segunda etapa, que se puede dividir en dos). Y la satisfacción de completar todas las etapas es enorme. Preciosos todos los paisajes cántabros. Se me ocurren millones de ideas, @cantabriaturismo, para mejorar la comunicación de esta super aventura que, con mínimos recursos, potenciarían este planazo creo que poco conocido. En diciembre pocos se animan a andar, pero a finales de julio también lo empecé y tampoco había nadie. Y eso que es precioso. ➡️Esta foto da fe de que hemos llegado al final del camino tras 73km a pie⬅️ #caminolebaniego #caminolebaniego2017 #cantabriainfinita #cantabria #potes #santotoribiodeliebana #añojubilar #añonuevo #turismo #turismodecantabria #peregrino #pilgrimadventures #pilgrim #lebaniega
19 Comments Download

Users who like this media