Claxon, cruce de cocinas
(@restauranteclaxon)

1,713 posts

2,145 followers

1,224 followings

Claxon, un restaurante (…y bar. Y cafetería. Y jardín) de cocina española con toques internacionales. Menú de mediodía de L-J y carta Jnoche -Snoche

Photos and Videos posted by restauranteclaxon

Una sabe que el verano está a la vuelta de la esquina cuando estar en casa a las 20 de la tarde es sinónimo de día perdido. El verano tiene el poder de activar las ganas y la calle, las terrazas y las neveras a cuestas. El verano es sinónimo, como cantaba Quique, de unas piernas en el salpicadero. Verano es fruta cortada, trampó aliñado y hielos que bailan en la copa y sudan en el vaso. El verano, sin duda, es el gazpacho que deja el bigote del color del amor. PRIMEROS: Ensalada césar de langostinos con crujientes de parmesano y croutones (gluten sólo en croutones) Gazpacho tradicional de tomate con daditos de jamón (sin gluten, sin lácteos) Patatas bravas con pimento rojo y huevo frito (sin gluten, sin lácteos) SEGUNDOS: Parrillada de verduras con salsa romesco, queso de cabra y aceite de tomillo (gluten en salsa, sin lácteos) Risotto de pescado y marisco (sin gluten, se puede hacer sin lácteos) Hot dog de butifarra catalana, coleslaw de kimchee, mayonesa de alga nori y katsuoboshi (sin lácteos, gluten sólo en pan) POSTRE: Brownie de chocolate con helado Plátano con dulce de leche, espuma de vainilla y café, galleta (gluten sólo en galleta)

Repetid con nosotros y volveréis a tener 6 seis años: natillas de chocolate blanco y filipinos. De nada. PRIMEROS: Wrap relleno de camaiot y gouda con aliño pico de gallo y hierbas Crema de lentejas con cebolla y col confitada, chorizo y aceite de "tap de cortí" (sin lácteos, sin gluten) Ensalada de pasta con atún y pesto de nueces (sin lácteos) SEGUNDOS: Risotto verde cuatro quesos (sin gluten) Tartar de salmón con aliño japonés, mousse de aguacate, wakame, pan de sopas crujiente (sin lácteos, gluten sólo en pan) Contramuslo de pollo campero con salsa de miel, mostaza y tomillo, polenta de tomate (sin gluten, sin lácteos) POSTRES: Natillas de chocolate blanco y filipinos (gluten sólo en filipinos) Manzana al horno con helado de " Kinder" y espuma de canela (gluten sólo en helado)

Así amanece hoy nuestra cocina. Y, entre tantas labores de mantenimiento, nos va a ser imposible despejarla para hacer lo primordial en una cocina: cocinar. Eso sí, mañana volveremos a estar con los fogones despejados y el menú semanal a punto. Pensad el lado positivo, al vernos mañana ya habremos capeado el temporal del lunes, sus lloros, sus blasfemias y sus POR QUÉS de pecho desgarrado. Como cantarían nuestros amigos los Monty: Always look on the bright side of life.

'Su madre aromatizaba el caldo con hierbabuena cada Nochebuena de su infancia. Mientras la sumerge en la olla este año, como todos, cierra los ojos y, por un instante, siente que ella ha vuelto, que está a su lado. Y eso vuelve a ser lo mejor, y lo peor, de esta Navidad’. Las madres tienen un olor especial. La de Almudena Grandes, autora del fragmento anterior, olía a hierbabuena y, con solo abrir el cajón de la nevera, es capaz de recordarla aunque haga años, muchos años, que ya no está. Mi madre, por ejemplo, a veces huele a canela. Eso sólo puede significar que unas natillas reposan, aun templadas, en la nevera. Los domingos casi siempre huele a azafrán, otras veces huele a harina, alguna vez a pil pil y otras a pepitoria. Los platos de una madre van siempre ligados a la memoria de un hijo. Es un consuelo pensar que, el día que mi madre falte, podré cerrar los ojos y olerla a través de sus guisos, sus platos y esas recetas que no están escritas en ningún sitio más que en su memoria y su destreza, que espero que algún día sea también la mía. En Claxon queremos homenajear a través de un concurso a todas esas madres que han conseguido que sus hijos hayan pronunciado alguna vez la frase más sincera y a la vez tramposa del mundo: "Mi madre hace la mejor (inserte aquí receta) del mundo" Sólo tienes que comentar cuál es el mejor plato de tu madre (si quieres la puedes mencionar, que luego no se queje de que nunca le dices cosas bonitas) y, entre todos los platos que nos lleguen, sortearemos un menú de mediodía para madre e hijo o hija. Podréis participar hasta el sábado 5 de mayo a las 23:59 (hora de mallorquina, nada de truquitos, ¡eh!) y desvelaremos los ganadores el lunes 7 de mayo.

¿Si te tocara la lotería volverías a trabajar? El mundo debería dividirse en tres grupos: los del sí rotundo (¿lo habéis pensado bien?), los del no rotundo (¡os entendemos, hermanos!) y los de las respuestas con matices (es decir, que no volverían a trabajar, pero harían cosas molonas invirtiendo dinero y no estarían todo el día en el sofá). Si eres de los que quiere celebrar el día del trabajo con matices, es decir, haciendo cosas molonas pero sin dar palo al agua, aquí os espera nuestro menú de mediodía: PRIMEROS: Ceviche mexicano de pescado con aguacate, choclo y cancha, totopos (sin gluten, sin lácteos) Crema de maíz con mozzarella, palomitas y especias cajún (lácteos sólo en queso, sin gluten) Canelón de pollo asado y paté, gratinado con queso mahonés SEGUNDOS: Bucatini aglio olio e peperoncino con calamar en tinta y rúcula (sin lácteos, se puede hacer vegetariano) Merluza en salsa verde con puré de patata y guisantes Kofta de ternera con trampó de garbanzos (sin lácteos, sin gluten) POSTRES: Mango sticky rice (sin lácteos, sin gluten) Clementina con helado de chocolate y cherry, crumble de cítricos (gluten solo en crumble)

'A través del tacto se pueden percibir la textura y la temperatura de los alimentos antes de que lleguen a la boca. El tacto de las manos, y no de la boca, es un sentido muy importante a la hora de recibir la información' Ramón Perisé, miembro del equipo de investigación de Mugaritz. India, Malasia, Marruecos, México, Etiopía o Tailandia son países en los que comer con la mano (derecha) está requetebien visto. Esta semana queremos que toquéis texturas y temperaturas antes de abrir la boca: el ssam de pescado os está esperando. PRIMEROS: Ssam de pescadito rebozado, leche de tigre, encurtidos y hierbas (sin gluten, sin lácteos) Crema de champiñones, shitake y aire de trufa (sin gluten, lácteos sólo en aire) Ensalada de cuscús con queso feta, rúcula y mayonesa de limón (lácteos sólo en queso) SEGUNDOS: Risotto Margarita con botifarrón y queso de cabra (sin gluten, se puede hacer sin lácteos y/o vegetariano) Gallo con calabaza salteada, bacon y salsa de puerros (lácteos en salsa, sin gluten) Secreto de cerdo con marinado coreano, patatas fritas y pimientos de padrón (sin lácteos) POSTRES: Tarta de zanahoria con helado de Donuts (lácteos en helado) Fresas con azúcar de lima, aire de albahaca y polvo de aceituna negra (sin gluten, lácteos en aire)

Cada 30 días, más o menos, se abre la puerta de Claxon y aparece él. Siempre llega cargado de tesoros grandes y pequeños, gruesos y delgados, de aquí y de allí y, con su sola presencia, es capaz de apagar, aunque sea durante unos segundos, los olores de los fogones e ingredientes para inundar el restaurante del olor de la curiosidad, la sabiduría y la cultura. Hace más de 14 años que Agustín nos abastece de páginas y recetas, historia, evolución e ideas. Hace más de 14 años que Agustín vela por la salud de nuestras estanterías y nuestras cabezas. Hoy, 23 de abril, Sant Jordi, nos ha hecho una visita y, cómo no, tenemos nuevo tesoro en casa. ¡Gracias, Agustín, por regalarnos tanto durante tantos años! El que provee de libros, provee de tiempo. ¡Feliz Sant Jordi!

Cosas positivas de ser camarero en Claxon: . .No, no te convertirás de manera automática ni en el gordo ni en el flaco (menos mal, porque están muertos). .Nada de amenazas ni cuchillos jamoneros a esa altura. .Ni por asomo os haríamos llevar esos guantes blancos (resta decir que del resto del outfit estamos enamorados, pero tampoco será necesario). .Nuestro suelo está mucho más limpito, dónde va a parar. En Claxon buscamos a una camarera o camarero y, la verdad, todo son ventajas. Si crees que eres la persona adecuada, puedes mandarnos un correo a gorioliver@gmail.com

Escribió Murakami que cada persona tiene su propio color, una tonalidad cuya luz se filtra apenas a lo largo de los contornos del cuerpo. Una especie de halo. En Claxon creemos en los colores propios capaces de filtrarse más allá del cuerpo. Pero, ¿cómo? Pues a través del estómago, cómo va a ser. Esta semana, colores (y sabores) para todos los gustos. PRIMEROS: "Patacón pisao" con guacamole y langostinos al ajillo, mayonesa de wasabi (sin gluten, sin lácteos) Crema Tai de zanahoria y leche de coco con cacahuetes garrapiñados y cilantro (sin gluten, sin lácteos) Carpaccio de tomate, con pepino, queso de cabra y sésamo negro, vinagreta de miel, limón y hierbabuena (sin gluten, lácteos sólo en queso) SEGUNDOS: Wok de noodles con verduritas, salsa japonesa, anacardos, nori y brotes de soja (sin lácteos, se puede hacer vegetariano) Perca con trinxat de patata, boniato y chorizo, aioli de mango (sin gluten, sin lácteos) Costilla de cerdo asada con salsa hoisin, coleslaw y chutney de piña (sin lácteos) POSTRES: Panna cotta de coco con coulis de frutos rojos (sin lácteos, se pude hacer sin gluten) Plátano flambeado al ron y espuma de cuatro especies (sin gluten)

Las sorpresas inesperadas. Nos encantan las sorpresas inesperadas. Por ejemplo, que amanezca un día de sol después de un diagnóstico de lluvia del 95%; el adelanto, aunque sea un par de días, de la última temporada de tu serie favorita; cobrar un sábado que, además, es fiesta; descubrir que, en contra de todo pronóstico, sí llevas efectivo y no tendrás que pagar ese mísero café con tarjeta; la sorpresa de que Twin Peaks tuviera una tercera parte o que a Before Sunrise la acompañaran Before Sunset y Before Midnight; un huevo con doble yema o un vermut con dos aceitunas (BINGO); que Iván Ferreiro cante en sus conciertos 'Insurrección' o que Quique González y Enrique Búnbury acaben 'Pequeño Rock & Roll' cantando 'Paloma'. Una sorpresa inesperada, esperamos, es ver la carta de Claxon y que, de repente, llegue la pizarra de sugerencias con más cosas ricas.

¿Por qué te gustan los restaurantes? Así empezaba y acababa un artículo que leí hace años. Y el entrevistado, que es conocido por su amor a comer, beber y vivir, citó a Julio Cortázar y ahí me ganó para siempre: porque 'ser feliz es esconderse en el último rincón de mundo' como decía Cortázar. Y ese último rincón no es otro que la mesa de tu restaurante favorito. Esperamos que con nuestro menú semanal podamos convertirnos en uno de vuestros rincones favoritos, al menos durante un rato. PRIMEROS: Huevo poché con migas de morcilla y cremoso de apionabo (sin lácteos, gluten en migas) Crema de porrusalda trufada con jamón serrano y croutons (sin lácteos, gluten sólo en croutons) Papadum con mousse de queso y hierbas, tomate seco, aceituna negra, maíz y mezclum de lechugas (gluten en cebolla crujiente y lácteos en mousse) SEGUNDOS: Risotto de champiñones y shitake con ajos tiernos y parmesano crujiente (sin gluten, se puede hacer sin lácteos) Guiso de sepia y alubias con hierbabuena y verduritas (sin gluten, sin lácteos) Babette de ternera con salsa yakiniku y patató a las hierbas (sin lácteos) POSTRES: Puding de chocolate con crema baileys Peras al vino tinto con espuma de azúcar moscovado (sin gluten, lácteos en espuma).

Nos gusta cocinar. Nos gusta mucho cocinar. Nos gusta probar, intentar, experimentar, mezclar y acertar. Nos gusta cocinar, estudiar y aprender. Aprender a saborear, a apreciar, a distinguir, a identificar y a arriesgar. Nos gusta cocinar y creemos que de manera indivisible nos gusta comer. No creemos poder evolucionar si no conocemos otras culturas, otras cocinas, otras maneras de pensar, de cocinar y de comer. Por eso, desde Claxon nunca vemos otros restaurantes como competencia sino como complemento. Así que hemos decidido dedicar cada primer viernes de mes a recomendar nuestros restaurantes favoritos. Hoy, en la primera edición de recomendaciones claxonianas, empezamos con el @shogunmallorca. Un restaurante con más de 35 años de vida que respira autenticidad por los cuatro costados. Desde la cerámica de los platos hecha por la matriarca hasta el buen producto y mejor servicio. Platos tradicionales repletos de mimo, sobriedad y delicadeza. Un festival gastronómico que está en el imaginario claxoniano desde que tenemos uso de razón. ¿Un plato? El sukiyaki y los niguiris de ventresca de salmón quemados a soplete (lo sentimos, elegir sólo uno ha sido imposible).

Escribió Reverte en 'La Reina del sur' que hay fotos que aciertan y fotos que no. Imágenes que el tiempo pone en su lugar, atribuyendo a unas su auténtico significado, y negando otras que se apagan solas, igual que si los colores se borraran. Esperamos que nuestras fotos del menú semanal estén a la altura y, si se borran, que sea en el plato, no en la memoria. PRIMEROS: Bao de calamares con mayonesa de chile, pepino, rabanito y hierbas (sin lácteos) Ensalada de hojas tiernas, mousse de aguacate, queso fresco, tomate asado, vinagreta de fresas y nueces garrapiñadas (lácteos sólo en queso, sin gluten) Sopa tailandesa de coco "Tom Kha" con shitake, tofu y ajos tiernos (sin gluten, sin lácteos) SEGUNDOS: Fusilli "all'arrabbiatta" con butifarra catalana (sin lácteos) Bacalao asado con ensalada de patata y cebolla, aceitunas y aioli de tinta y miel (sin lácteos, sin gluten) Contramuslo de pollo con salsa "satay" y boniato frito (sin gluten, sin lácteos) POSTRES: Bizcocho de remolacha con helado de leche merengada Piña con espuma de vainilla (sin gluten)

Lo realmente bueno de las vacaciones son los días previos. Escribió Juan Tallón que la vida son entretantos. Muchos. Millones. Hacer cosas no es nada al lado de estar a punto de hacerlas. Ese estar a punto representa el entretanto, vasto y nebuloso. Hacer la cama, con el propósito de meterte en ella por la noche, es un entretanto. Incluso preparar la cena antes de comerla. Y, por qué no, disfrutar de las vacaciones antes de empezarlas. Si te apetece empezar con tu entretanto con nosotros, recordad, esta semana tendremos el menú lunes, martes y miércoles al mediodía. Además, el miércoles también abriremos por la noche. El jueves y el viernes sólo abriremos por la noche y el lunes 2 de abril cerraremos todo el día. PRIMEROS: Rollitos vietnamitas de arroz vegetarianos con salsa de yogur, thaichili y cilantro (sin gluten, lácteos sólo en salsa) Sopa de pollo asado con cebolla caramelizada y maíz Focaccia de calabacín, tomate, camaiot, queso de cabra y rúcula SEGUNDOS: Risotto verde de guisantes, espinacas y queso azul e hinojo (sin gluten, se puede hacer sin lácteos) Filete de gallo con berenjena frita, salsa de sésamo, soja y jengibre, cebolla encurtida (sin lácteos) Ramen de "pork belly", miso, shitake, huevo, packshoi, nori y sésamo de wasabi (sin lácteos) POSTRES: Mousse de limón con crumble Fresas, chocolate y helado de cookies

¿Eres capaz de hacer magia con una bandeja en las manos y te mueves entre las mesas y las comandas con el gracejo y la ligereza de quien ha nacido con patines en lugar de pies(es)? ¡Te estamos buscando! En Claxon buscamos a una camarera o camarero a jornada completa. Si crees que eres la persona adecuada, puedes mandarnos un correo a gorioliver@gmail.com Referencias (propias): somos divertidos, trabajadores, limpitos y nuestra casa siempre está llena de gente molona.

Por lo visto, que el día de la felicidad coincida con el primer día de la primavera no es casualidad. La felicidad viene de la mano de la explosión de colores y flores, del cambio de los abrigos por las primeras pieles al aire. Los pies empiezan a pensarse eso de dejar al calcetín y los edredones temen por su continuidad al ver a la colcha desperezarse, tan ligera y grácil ella. Pues bien, seamos sinceros: HOY LLUEVE. Llueve, hace viento y frío. Un festival del humor, vaya. Pero no nos vengamos abajo, no queremos decepcionar a la felicidad en su día más señalado. Refugiémonos en la comida. Ésa no falla nunca. PRIMEROS: Albóndigas de ternera y langostinos con curry verde, ensaladita de hierbas y pan de gamba (sin gluten, sin lácteos) Vichyssoise de calabacín, guisantes y aire de lemongrass y hierbabuena, croutons (sin lácteos, gluten sólo en croutons) Quiche cuatro quesos con cebolla confitada, espinacas y chorizo SEGUNDOS: Ñoquis a la crema de champiñones, shitake, parmesano y rúcula Raya marinada con pimentón e hinojo, verdura salteada y emulsión de remolacha (sin gluten, sin lácteos) Secreto de cerdo con chile koreano, puré de boniato y ajos (sin lácteos) POSTRE: Plátano, toffe y helado de vainilla (sin gluten) Arroz con leche y espuma de maracuyá (sin gluten)

Leemos que hoy es el Día Mundial del Sueño. Podría ser el del abrazo, el de la poesía, el del padre o el del agua, pero no, hoy es el Día Mundial del Sueño. Hoy, precisamente hoy, día de arrastrar ojeras, horas de sueño y madrugones acumulados: VIERNES. Y nosotros, que queremos que lo celebréis cuanto antes pero somos conscientes de la de migas que se acumulan en la cama se cena/come en ella, os invitamos a que nos dejéis a nosotros las cacerolas y las recetas y así podáis iros a celebrar cuanto antes y con el estómago contento. ¡Os esperamos!

Recuerdo el momento, o eso creo, en el que tomé conciencia de lo mucho que me gustaba ir a comer y a cenar fuera de casa. Aquella especie de ritual en el que mis padres elegían restaurante y nosotros, los niños, sólo teníamos que decidir qué nos apetecía comer o cenar. Una especie de sueño en el que los alimentos que más me gustaban del mundo estaban escritos en un papel y, con sólo pronunciarlos en voz alta, alguien -cuyo cometido sólo era velar por nuestro bienestar- los traería a la mesa pasados unos minutos. ¡Magia! (el tema de la cuenta lo recuerdo entre nubes, igual pensaba que lo hacían por amor al arte. Como veis, nunca fui muy avispada. O lo fui mucho, quién sabe). Por lo visto, tanto me gustaba que, según mis progenitores, cada día estaba dispuesta a coger los bártulos e ir más allá de la mesa de la cocina de casa. Y claro, mis padres que sí debían ver con claridad quién pagaba la cuenta se negaban 8 de cada 10 veces. Un día salíamos y otro, como medida equilibrada y en campo neutral, me dejaban bajar a comprar un pollo a l'ast. Por eso, ese plato tan nuestro con olor a limón, a tomillo y a romero siempre me recuerda a la infancia y a la victoria, aunque sea a medias. Hoy, en Claxon, mi sueño hecho realidad: pollo a l'ast en un restaurante. ¡MARAVILLA! PRIMEROS: Ensalada coleslaw con pollo a l'ast, mayonesa de hierbabuena y cajún, manzana verde (sin gluten, sin lácteos) Crema de calabaza y jengibre, pipas garrapiñadas con pimentón, queso crema (sin gluten, lácteos sólo en queso) Humus de remolacha con crudités, queso feta y tierra de frutos secos (lácteos en queso, gluten en crudités) SEGUNDOS: Risotto Margarita con camaiot y queso Mahonés (sin gluten, se puede hacer sin lácteos, y/o vegetariano) Salmón a la plancha con guacamole, plátano, teriyaki de vino tinto y sichimi (sin lácteos) Hamburguesa crujiente de pollo, coco y chile, queso camembert, aioli de cilantro, patatas fritas (se puede hacer sin gluten, lácteos sólo en queso) POSTRES: Tarta de zanahoria con cremoso de chocolate y leche de soja (sin lácteos) Kiwi con espuma de frutos rojos y crumble (gluten sólo en crumble)